La empresa sustituye sus vehículos cada tres años, incorporando las nuevas tecnologías del mercado.